Refusion: Un restaurante y servicio de comida a domicilio operado por chefs refugiados y migrantes de Siria, Sudán y Venezuela

 

Refusion Delivery

Refusion es un restaurante ubicado en el barrio de Tetuán de Madrid, dedicado a ofrecer una plataforma a refugiados y migrantes para que compartan sus culturas a través de los deliciosos platos típicos de sus países de origen. La colaboración entre los chefs de Siria, Sudán y Venezuela, y la organización Madrid For Refugees (MFR) permite que los clientes prueban la variada gastronomía de estos tres países. Además, los chefs suelen dar clases de cocina #CookingSolidario en el espacio de MFR. Me invitaron a probar su cocina una tarde de noviembre en la que comí tres platos, y para entrevistar a Hala, la chef siriana, y Elena, una de las colaboradores de Refusion. Elena se enfoca en la parte de operaciones estratégicas, y hablamos de este proyecto tan único, y las esperanzas que tienen para el futuro.

Inspirado por EAT OFFBEAT, una plataforma de catering en Nueva York, Refusion se lanzó en mayo del 2019 con el propósito de ayudar a los refugiados y migrantes en Madrid con oportunidades para trabajar e integrarse en su nuevo hogar. Hala, de Siria, Ahmed, de Sudán, y Yoly, de Venezuela, trabajan muy duro para ser embajadores de los sabores de sus países de origen. Los tres colaboran para crear cada delicioso plato de la carta, y hasta tienen pensado diseñar fusiones innovadoras más adelante.

El primer plato que me presentó Hala fue mutabal; berenjena asada, una receta de Siria. Era ligero, refrescante, y totalmente vegetariana, como la mayoría de los platos preparados por la vegetariana Hala. Refusion está orgulloso de ofrecer muchos platos plant-based (basado en plantas). Después del mutabal siriano, me sirvieron unos tequeños venezolanos, que son como unos dedos de queso; suaves y deliciosos, acompañados de papelón con limón, que es una bebida cítrica hecha con panela, azúcar moreno de caña y zumo de limón.

Hala me invitó a ver cómo se prepara el falafel en la pequeña cocina. Tomé un bocado y mojé la fresca bola de garbanzos en la acompañante picante salsa de cacahuete que lo acompaña. Hala dice que agradece mucho a Refusion por elevarla a otro nivel como chef. Es multilingüe; habla inglés, español y árabe, y perfeccionó su español viviendo en barrios auténticos donde ha trabajado y vivido durante siete años en Madrid. Empezó su carrera en el restaurante de comida siria de su familia en Alcobendas antes de trabajar en Refusion, donde recibió más entrenamiento por consultores externos para poder cocinar en una cocina tan compacta como la del local. Ahora es una estrella naciente en el mundo de la gastronomía.

Chef Hala de Siria

Desafortunadamente ese día no estuvo Yoly, la chef de Venezuela, pero ya la conocía porque la había entrevistado en otro momento. En Venezuela era una activista política, y después de la intimidación que sufrió por parte de la policía, huyó a España con su hijo adolescente. Llegó como ingeniera, pero sin papeles, así que no pudo seguir con su carrera. Mientras esperaba la residencia en España, trabajaba como limpiadora y cuidadora de personas mayores. También colaboraba con Madrid For Refugees impartiendo clases de baile y yoga a estudiantes de todas partes del mundo, y también a otros Venezolanos que tienen ansiedad y trauma relacionados con la separación de sus familias. Me alegró mucho saber que desde que la conocí por primera vez, Yoly ya ha conseguido trabajo con Refusion, y que ya tiene su residencia en España, junto con la seguridad social, y la oportunidad de sostener a su familia.

Elena es uno de los cinco socios de Refusion que colaboran en distintas capacidades. Ella quiere que el proyecto evolucione para ayudar a más migrantes y refugiados a que puedan solicitar la residencia en España mientras ellos regalan rica comida variada a su país adoptivo. A los cinco socios no les interesa ganar dinero; su objetivo es que Refusion sea económicamente sostenible y que tenga un impacto positivo en las vidas de los chefs y en la cultura de Madrid en general.

Les súper recomiendo a mis vecinos de Madrid que pidan comida en línea en la página de Refusion para apoyar a que crezca este negocio, y además por el placer de disfrutar de la comida de Siria, Sudán y Venezuela. Se puede pedir comida para entregar a casa directamente en su plataforma virtual, con cajas y cubiertos sostenibles, y no por UberEats ni Deliveroo. Si tenéis que organizar el catering para una reunión, evento o fiesta, Refusion puede atenderos rápidamente. Mientras el mundo se pone cada día más violento y complejo, intercambios culturales como éste de gastronomía ayudan a reducir brechas y construir puentes culturales.

A %d blogueros les gusta esto: